miércoles, 3 de diciembre de 2014

Efecto Pigmalión

 Esta entrevista a Alba García Barrera apareció hace un año en  el periódico ABC familia. 
Su lectura invita a la reflexión.
"Es muy tímido», «es muy malo y desobediente», «no se entera de nada», «es pasivo»...
Lo que pensamos, lo que decimos... A veces no somos plenamente conscientes pero juzgamos y etiquetamos a los niños prematuramente, condicionando su comportamiento y produciéndoles unas heridas que, metafóricamente, pueden llegar a estar sangrando durante muchos años si no se reconocen y cicatrizan correctamente. Es el llamado «efecto pigmalión» de los padres sobre los hijos, o de los profesores sobre los alumnos. «Demasiadas veces se pronuncian expectactivas o prejuicios durante el proceso comunicativo con los más pequeños sin tener en cuenta que en el futuro pueden originar sentimientos, comportamientos o rendimientos no esperados y/o deseados», apunta Alba García Barrera, profesora de Psicología de la Universidad a Distancia de Madrid (Udima). «En toda relación entablada con niños y adolescentes debe prestarse especial atención a la forma en que expresamos y transmitimos nuestras ideas, especialmente aquellas que afectan a su propia forma de ser, actuar o pensar sobre una determinada cuestión. En estas etapas los jóvenes se encuentran en pleno desarrollo físico, psicológico y afectivo, por lo que son altamente vulnerables a la influencia que puede llegar a ejercerse sobre ellos por medio de la comunicación. Es bastante fácil que, con nuestras palabras, afectemos al autoconcepto y la autoconfianza del niño», explica García Barrera.
¿Por qué sucede esto? «Porque solemos olvidar que una persona desarrolla su autoconcepto en función de las expectativas que depositan sobre nosotros las personas de referencia en nuestro entorno», prosigue esta especialista. «Es decir, un niño va formando el concepto que tiene de sí mismo en base a las valoraciones que recibe de sus padres, de sus abuelos, de sus tios, de sus maestros... Y si bien de pequeñito no le consideran capaz de hacer determinada cosa, muy probablemente acabe siendo incapaz de hacerla. Y no porque no tenga capacidad o habilidades suficientes, sino porque su entorno más próximo le está transmitiendo este mensaje, que difícilmente le invitará siquiera a intentarlo, a probar suerte... Se sentirá menos capaz que ellos y pensará que no puede hacerlo, que no tiene capacidad suficiente... y por tanto, será peor. Esto es lo que se conoce como "efecto Pigmalión" y ya fue demostrado en un estudio por Rosenthal y Jacobson», advierte.

«Trato diferencial» entre hermanos

Por otra parte las expectativas, prosigue esta docente, pueden depositarse en base al llamado «efecto halo». «Pongamos un ejemplo. En el entorno familiar sucede a menudo a través de las comparativas directas e indirectas con los hermanos, ya sean mayores o pequeños. Es común escuchar a un padre o a una madre decir a su hijo, cuando se está portando mal, "a ver si aprendes de tu hermano". Incluso muchas veces se tiende a regañar siempre al niño que se suele portar mal, solo por el hecho de que suele hacerlo con frecuencia, cuando en un momento dado ha podido ser al revés. Ningún niño se porta siempre bien, ni ningún niño se porta siempre mal. Y como padres debemos intentar ser justos y congruentes con ello», añade García Barrera.
Porque además, continua esta especialista, muchas veces se tiende a idealizar el comportamiento del hijo que suele comportarse mejor, y se le regaña menos, se le castiga menos y, en definitiva, se suele tener más paciencia con él que con el que suele portarse peor. «A esto se le llama "trato diferencial", y afecta directamente al autoconcepto, la autoestima y el rendimiento del niño. De hecho, influye en sus respuestas comportamentales, ya que cuando el niño es consciente de que sus padres esperan que tenga un mal comportamiento, tiende aún más fácilmente a tenerlo», asegura esta profesora de Psicología.

Ámbito escolar

Y en el ámbito escolar sucede exactamente lo mismo, afirma esta especialista. «El docente suele tender a poner notas más bajas a aquellos estudiantes que suelen rozar el aprobado, y notas más altas a quienes suelen sacar sobresalientes, aunque por determinadas circunstancias no sea así... Y esto influye en el autoconcepto del alumno y lo que se siente capaz de hacer». En este sentido, propone García Barrera, «hay que prestar atención a los comentarios que realizamos en casa sobre las notas que obtienen nuestros hijos, sin encasillarles, ni esperar determinados resultados. Pero ojo, esto no quiere decir que no haya que exigirles, sino que hay que procurar escucharles, entenderles y animarles a sacar todo el potencial que llevan dentro».
En definitiva, debemos tener en cuenta que la capacidad autopercibida tanto del niño como del adolescente se modela en gran medida en función del «feedback» (respuesta) que le proporcionemos. «Lo que digamos acerca de sus capacidades y habilidades va a influir directamente sobre lo que se considere capaz de hacer. Por eso debemos motivarle y elogiar sus capacidades. Si el niño se siente capaz de hacer algo, y además siente interés por conseguirlo, actuará de forma motivada y será probable que alcance sus metas», concluye esta profesora.

Para potenciar la autoestima

viernes, 13 de junio de 2014

Los amantes mariposa

Recreación digital realizada por los alumnos de 5ºB del C.E.I.P. Cristo de la Paz sobre el libro de Benjamin Lacombe "Los amantes mariposa". Partiendo de dicha lectura, los alumnos han llevado a cabo un trabajo de creación utilizando diferentes fragmentos del libro. Este trabajo ha sido realizado por la alumna de prácticas Clara Rodríguez, en colaboración con Mª José Baña.

miércoles, 23 de abril de 2014

miércoles, 16 de abril de 2014

El viejo y la margarita

Cada mañana el viejo salía al jardín con una silla y se sentaba frente a su margarita.
Un día se dio cuenta de que su flor no le escuchaba y vio que sus hojas estaban llenas de pulgón.
Corrió hacia la biblioteca para buscar en algún libro la solución a su problema.
Y la encontró.Cada solución desencadena un problema pero con perseverancia e investigando se solucionará al final.

El viejo está muy orgulloso de su margarita. Un día en que la nota callada y triste descubre que tiene pulgón. Entonces, sube a su bicicleta, se dirige a la biblioteca, y en un libro lee que las mariquitas comen el pulgón. Llena el jardín de mariquitas que eliminan la plaga, pero ¡ahora tendrá que deshacerse de ellas! Así que vuelve a la biblioteca para buscar la forma de hacerlo. Pero cada solución trae consigo un nuevo problema. Una historia con un final sorprendente. - See more at: http://www.canallector.com/20694/El_viejo_y_la_margarita#sthash.BS0Bl7Nq.dpufCada mañana el viejo salía al jardín con una silla y se sentaba frente a su margarita. Un día se dio cuenta de que su flor no le escuchaba y, al acercarse a ella, vio que sus hojas estaban llenas de pulgón. Corrió hacia la biblioteca para buscar en algún libro la solución a su problema. Y la encontró. Entonces, llenó su jardín de mariquitas y se fue a dormir porque estaba seguro que ellas acabarían comiendo el pulgón. Al día siguiente, las mariquitas se habían comido el pulgón, pero había tantas que no podía ver su margarita. Ahora tenía que buscar una nueva solución. Al final, la encontrará en los búhos, que se comerán a los escorpiones, que se comieron a las mariquitas, que se comieron el pulgón.
El viejo está muy orgulloso de su margarita. Un día en que la nota callada y triste descubre que tiene pulgón. Entonces, sube a su bicicleta, se dirige a la biblioteca, y en un libro lee que las mariquitas comen el pulgón. Llena el jardín de mariquitas que eliminan la plaga, pero ¡ahora tendrá que deshacerse de ellas! Así que vuelve a la biblioteca para buscar la forma de hacerlo. Pero cada solución trae consigo un nuevo problema. Una historia con un final sorprendente. - See more at: http://www.canallector.com/20694/El_viejo_y_la_margarita#sthash.BS0Bl7Nq.dpuf

El princep dels embolics,

De vegades, apareix un corb darrere un núvol o darrere una cantonada...Són els princeps dels embolics, experts en complicar les coses.
Mags de l´engany i la mentida.
Un conte que convida a  la reflexió. Millor album il.lustrat Premi Lazarillo 2008.
En la nostra biblioteca

lunes, 17 de marzo de 2014

Concurs de relats del AMPA Arbre Blanc

L´AMPA organitza un concurs de relats per als alumnes de 4t, 5é i 6é del centre.La data de lliurament serà del 10 al 24 de març al tutor/a
Les bases del concurs són:

.Text valencià o catellà
.Màxim dos folis escrits a ordinador.
.Tema actualitat.

¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?

Enlace a recopilación de libros sobre sexismo

martes, 21 de enero de 2014

La bomba i el general, Eugenio Carmi i Umberto Eco

" Vet aquí que una vegada hi havia un àtom..."

Un Nadal Meravellós, Lucia Espinós, C.P. Cristo de la Paz

UN NADAL MERAVELLÓS
Feia molt de temps, en Barcelona,hi havia una família molt pobre que no tenia casa on refugiar-se. El dia de Nadal, estaven als carrers demanant diners per a comprar-se menjar. Va passar moltísima gent però a ningú li va donar pena aquelles pobres persones i no van donar res. A la nit ja no podien més, estaven cansats i agotats,de fet, el pare i la mare es van desmayar súbitament i sols va quedar la filla, que s’anomenava Marina y no sabia que fer, estava molt nerviosa i preocupada pels seus pares. Va estar demanant ajuda, però amb poques esperançes perquè no quedava molta gent al carrer. Es va donar compte de que passava un senyor amb un barret, prim i pareixia que tenia molta fortuna. La xiqueta el va pedir ajuda, però l’home va posar una excusa i va anar n’se de llarg. Marina es va posar a plorar molt, tenía una tristesa inmensa. Va tirar-se a terra i mentres plorava es va encogir com una bola. Un quart d’hora després, va pasar una dona amb jaqueta de pell d’animal i un calçat caríssim. La jove li va dir molt nerviosa i exhausta:
-Per favor senyora, podría telefonear a l’ambulancia, els meus pares s’han desmayat!!!
La dona es va alçar les seues ulleres amb una cara de menyspreu i va fer exacatament el mateix que l’altre home ,es va anar i va susurrar:
-Com deteste a la gent així…
La xica va tornar a plorar, pero encara més fort i estava pensant en lo dura i horrible que era la seua vida. Va passar molt de temps i va intentar que els seus pares tornaren a estar conscients, però no hi va haver resultat, la sort era que encara respiraven. De repent, va passar una altra dona anomenada Clara, però Marina ni es va molestar en demanar-li ajuda perquè sabía que no anava a fer-la cas, es va quedar amb els seus pares plorant. Quan Clara va vore a la familia…:
-Mare de Dèu!Que ha passat aquí?!?!
-Els meus pares s’han desmayat, però, què més dona, si a tu et dona igual.-va dir sense esperança la xiqueta.
-Com que em dona igual?!?!No, no, no, açò és molt important!Anem a la meva comunitat a curar-los, vols?-va dir la senyora amb molta simpatia.
-De veres?!?Moltísimes gràcies!!-va dir la petita molt entusiasmada.
Van arribar a la comunitat de Clara amb els pares inconscients , i quan els veïns van vore tot…:
-Pèro qué es açó?!?!-va dir un dels veïns, que s’anomenava Andrés.-Ja sabia jo que algún dia Clara muntaría una d’estes…
-Callat!-va dir Paula, una dona de la comunitat.-Però que xiqueta tan bonica!!!
-Sóc l’única que s’està fixant en les persones mortes!?!?-va exclamar Maria, una xica molt simpàtica, també de l’edifici.
-No estan mortes, s’han desmayat, com penses això?!?!-va dir Clara.
-Jo t’ajudaré a fer que tornen a estar bé, sóc metge.-va dir Robert, el president de la comunitat.
-Mireu com es creu el millor per ser metge.-va protestar Andrés.
-Moltes gràcies Robert.-va dir Clara ignorant a Andrés.-Què fem?
-És molt senzill, observa.-Robert es va anar al quart de neteja i va traure un poal ple d’aigua.-Taran!Ja està.
Els pares van despertar mullats i desconcertats.
-Papá!Mamá!-Marina va anar corrent als braços dels seus pares.
-Marina!Què ens ha passat?On estem?-van preguntar estranyats els pares, Ana y John.
-Veureu,anava caminant pel carrer i vaig trobar a la vostra filla plorant amb vosaltres.Vaig arrimar-me per a vore que li passava i em va dir que us havíeu desmayat, aleshores li digué que si s’en venia amb mi a la meua comunitat a curar-vos.-va explicar la xica.
-De veritat?Moltes gràcies, ha sigut molt amable per la teua part, te l’agraïm.-va dir Ana.-i tu com t’anomenes?
-Jo?M’anomene Clara, i vosaltres sou Ana i John, no?-va dir Clara.
-Si, com ho saps??-van preguntar a cor els pares de Marina.
-Me’l va dir la vostra xiqueta.-va respondre Clara.
-Bé, doncs nosaltres ens anem al carrer, moltes gràcies a tots i bon Nadal.-va dir amb tristesa John.
-Espereu!Voleu quedar-vos a sopar?Tots els dies de Nadal fem un sopar especial amb tot tipus de dolços nadalencs.-va dir la jove.
-Pues…Això seria…Mai havíem conegut a unes persones tan agraïdes i tan estupendes.-va dir Ana amb llàgrimes en la cara.
Van posar la taula en l’entrada de la comunitat i allí començaren a sopar.
-Mamá!Mira tot el menjar!-va dir-li Marina a la seua mare molt emocionada.
-Sí,hi ha moltíssim!-li va dir Ana a la seua filla.
-Eh…-digué Marina amb cara de vergonya.
-Menja sense por carinyo.-li diu Clara a Marina.
A Marina se li dibuixa una sonrisa en la cara i comença a menjar.Una hora i mitja després ja no queda res més en la taula, estava completament neta.
-Bé, ja es hora d’anar n’se, adèu i gràcies per tot el que haveu fet per nosaltres.-diu Ana a la multitud de veïns.
-Un moment! Antes d’anar-vos tots volem donar-vos uns pocs diners.-diu Clara sonrient.
-Parleu per vosaltres…-digué Andrés.
-ANDRÉS!!!!-van gritar tots,excepte la família.
-Está bé, está bé…-diu Andrés.
Tot el món lis van donar uns pocs diners perquè sabíen lo pobres que eren.
-Que hem de fer per a compensar-vos?Moltes gràcies, de veritat.-va dir tota la familia.
-No heu de fer absolutament res per nosaltres.-digueren tots els de la comunitat.
-Bé, ara que el pense m’agradaria…-va dir l’ egoista d’Andrés.
-JA VAL ANDRÉS!-van dir tots excepte Ana, John y Marina.
Finalment es van despedir i es van desitjar bon Nadal.
Un dia després la família va pensar gastar els diners en tirar la loteria i així va ser. Va passar cosa d’una setmana i es van adonar de que havien guanyat milions i milions d’euros. Amb tot aquesta fortuna es van comprar una casa, roba nova i gran part la van donar a orfenats, a menjadors socials, a gent pobre que hi havia en el carrer, etc.I també als seus amics de la comunitat els van donar un regal a cada un i els van dir:
-Moltes gràcies a tots per tractar-nos com uns dels vostres, per acompanyar-nos en aquell moment tan roí de la nostra vida I per ensenyarnos a amar i lo que es el Nadal, hui, s’ha fet realitat gràcies a vosaltres, el miracle del Nadal.